El sector de las TIC es una de las industrias de mayor crecimiento a nivel mundial, y sus funciones se encuentran entre las mejores pagadas del mundo, pero no todo el mundo participa en ella por igual.

Sólo el 26% de los 2,7 millones de personas en el sector europeo de las TIC son mujeres. Esto tiene implicaciones para la economía, la sociedad y la innovación futura.

El hecho de que las mujeres queden fuera de los puestos de trabajo mejor pagados, provoca una desigualdad, un brecha salarial de género. Según Neelie Kroes, Vice-Presidenta de la Comisión Europea, las profesionales de prestigio en TIC pueden ayudar en esto: "Hoy la brecha salarial de género es tal que nos indica que las mujeres trabajan 59 días el año de forma gratuita; y formarse en TIC es una manera de avanzar. Las mujeres en el sector de las TIC ganan un promedio de un 9% más que las mujeres en puestos similares en otros sectores.

El objetivo número 3 de los United Nations Millennium Development Goals para el 2015 es promover la igualdad entre géneros y el emponderamento de las mujeres.

La tecnología es creada y diseñada por una población mayoritariamente masculina, por lo que se está perdiendo un 50% de las posibles aportaciones que podrían provenir del sector femenino. La llave para conseguir una mayor presencia de la mujer en este territorio "masculino" es la educación de la gente más joven, en particular, la de las propias niñas. La educación de las niñas debe evitar que adquieran el estereotipo sobre los trabajos TIC que nos dice que son exclusivos de hombres, frikis y programmers.

En los países donde la discriminación de género es relativamente baja, las niñas tienen el mismo nivel de rendimiento en matemáticas que los niños. Son los factores culturales, sociológicos, económicos y otros los que están teniendo un impacto negativo en la participación de las mujeres en las TIC.

Debemos educar a las chavalas en la idea de que una carrera en el campo de las TIC es posible para ellas, de que pueden ser mujeres de éxito en ese sector y que tienen la capacidad y el poder de elegir su futuro.


(Fonte: http://www.ecdl.org/blog_post.jsp?blogID=1&a=4694).