El alcalde entrega un pergamino a la Escuela Rural de Sedes tras el reconocimiento plenario al centro.

El alcalde de Narón, José Manuel Blanco, presidió esta mañana el acto de entrega de un pergamino a la directora de la Escuela Rural de Sedes (integrada en el Colegio Rural Agrupado), Cristina Fernández.

El regalo reconoce a labor realizada en los últimos 95 años desde la Escuela Rural de Sedes, centro al que con motivo de los actos del Día Internacional de la Mujer la corporación local aprobó por unanimidad -en el pleno del pasado mes de febrero- distinguir por su trabajo a favor de la lucha por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres a través de la educación, como "Escuela Pionera en la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres", tal y como recordó el regidor local.

Acudieron a la convocatoria a #concejal de Igualdad, Teresa Sabio, los portavoces municipales de TEGA, Marián Ferreiro; PP, Marcos López y PSOE, Catalina García, así como familiares de los siete niños y niñas matriculados en la actualidad en este centro. 

"Nosotros consideramos la importancia de este tipo de escuelas rurales para mantener la población", aseguró Sabio, que destacó el servicio que prestaron y prestan aún en la actualidad a las familias las escuelas rurales.

El alcalde apuntó en referencia al servicio que "en aquel momento era algo muy novedoso, hoy ya es algo natural y nosotros desde el Ayuntamiento intentaremos continuar apoyando con nuestros medios la estas escuelas. Aquí hay una iniciativa muy importante detrás, y eso es el fundamental".

Blanco procedió a leer el texto del pergamino a los asistentes al acto, entre ellos los niños y niñas matriculados este curso en el centro, a los que la directora preguntó donde querían colocar el pergamino. En el texto se recuerda que el filántropo oriundo de Sedes Francisco Sabín Teijeiro compró en el año 1921 el edificio de Freixido, en el que se localizan las instalaciones, para convertirlo en Escuela de Niños y Niñas. El centro mantiene ese espíritu inicial cumplidos 95 años desde su fundación, basándose "en la funcionalidad de educar e instruir en la igualdad de oportunidades". Asimismo, en el documento se incide en que la viabilidad de las instalaciones "está justificada no sólo por su vocación primitiva de formación, sino en tanto en cuanto es motor que puede facilitar una mejor calidad de vida en la zona rural a la que está adscrita, ayudando a la fijación de población y como elemento dinamizador de las familias".

A la Escuela Rural de Sedes asisten niños y niñas de entre 3 y 5 años y para el próximo año cuenta con un total de cinco matrículas, tal y como apuntó la directora del centro, que agradeció la distinción concedida desde la corporación local de Narón.