Desde la Concejalía de Igualdad apostamos por una estrategia de coeducación en igualdad, con el objetivo de conseguir una sociedad más justa y equilibrada, que contemple las diferentes miradas de hombres y mujeres. Esto proporcionaría un desarrollo más equitativo y democrático del conjunto de la sociedad, que necesita eliminar cualquier trato discriminatorio contra cualquier grupo.

A pesar de todo, las normas de comportamiento que la sociedad han marcado en función del género perpetúan los roles preestablecidos para las mujeres y los hombres, por lo que es importante superar la tradicional división de roles.

Mujeres y hombres somos socializados de forma diferente, lo que nos lleva a actuar de modo desigual. Esta diferencia es, en muchos ámbitos, una desigualdad discriminatoria y contraria a la igualdad de oportunidades, negativa para las personas.

Para finalizar , recordar que la igualdad es en sí misma un principio democrático.

Narón, 14 de abril de 2011